Como te afecta la Ley de Subcontratacion

La Ley 32/2006, de 18 de octubre, reguladora de la Subcontratación en el Sector de la Construcción, en vigor desde el pasado 19 de abril, limita el número de subcontrataciones y exige el cumplimiento de una serie de requisitos para que las empresas contratistas y subcontratistas puedan intervenir en el proceso de subcontratación.

Esta ley llega con el objetivo de frenar la alta siniestralidad del sector de la construcción, que en la actualidad duplica las cifras del resto de sectores y rebajar las exageradas tasas de temporalidad en la contratación al disminuir las empresas que intervienen en la cadena de producción.

Se pretende limitar el abuso de una organización productiva basada en la subcontratación que ocasiona la intervención de empresas sin una mínima estructura organizativa que permita garantizar las obligaciones de seguridad laboral y la calidad de los servicios prestados.

La norma será aplicable a los contratos que se celebren para la ejecución de los siguientes trabajos realizados en obras de construcción: excavación, movimiento de tierras, construcción, montaje y desmontaje de elementos prefabricados, acondicionamientos o instalaciones, transformación, rehabilitación, reparación, desmantelamiento, derribo, mantenimiento, conservación y trabajos de pintura y limpieza y saneamiento.

Requisitos exigibles a los contratistas y subcontratistas.

La ley exige el cumplimiento de una serie de requisitos para que las empresas contratistas y subcontratistas puedan intervenir en el proceso de subcontratación, tales como:

  • Poseer una organización productiva propia, contar con los medios materiales y personales necesarios, y utilizarlos para el desarrollo de la actividad contratada.
  • Asumir los riesgos, obligaciones y responsabilidades propias del desarrollo de la actividad empresarial.
  • Ejercer directamente las facultades de organización y dirección sobre el trabajo desarrollado por sus trabajadores en la obra y, en el caso de los trabajadores autónomos, ejecutar el trabajo con autonomía y responsabilidad propia y fuera del ámbito de organización y dirección de la empresa que le haya contratado.
  • Acreditar que disponen de recursos humanos, en su nivel directivo y productivo, que cuentan con la formación necesaria en prevención de riesgos laborales, así como de una organización preventiva adecuada.
  • Estar inscritas en el Registro de Empresas Acreditadas.
  • El número de trabajadores contratados con carácter indefinido que deberán tener las empresas contratadas o subcontratadas habitualmente para la realización de trabajos en obras del sector, serán:

- Durante los 18 primeros meses de vigencia de la Ley (es decir, hasta octubre de 2008), como mínimo, el 10% de su plantilla deberá tener carácter indefinido.

- Durante los meses 19 al 36 de vigencia de la Ley (desde noviembre de 2008 hasta abril de 2010), como mínimo, el 20% de su plantilla deberá tener carácter indefinido.

- A partir del mes 37 de vigencia de la norma (a partir de mayo de 2010), como mínimo, el 30% de su plantilla deberá tener carácter indefinido.

Régimen de subcontratación.

Las normas generales para el régimen de la subcontratación son:

a) El promotor podrá contratar directamente con cuantos contratistas estime oportuno ya sean personas físicas o jurídicas.

b) El contratista podrá contratar con las empresas subcontratistas o trabajadores autónomos la ejecución de los trabajos que hubiera contratado con el promotor.

c) El primer y segundo subcontratista podrán subcontratar la ejecución de los trabajos que, respectivamente, tengan contratados, salvo en los supuestos de la letra f.

d) El tercer subcontratista no podrá subcontratar los trabajos que hubiera contratado con otro subcontratista o trabajador autónomo.

e) El trabajador autónomo no podrá subcontratar los trabajos a él encomendados ni a otras empresas subcontratistas ni a otros trabajadores autónomos. No podrá aplicar la subcontratación excepcional, salvo el supuesto de fuerza mayor previsto.

f) Asimismo, tampoco podrán subcontratar los subcontratistas, cuya organización productiva puesta en uso en la obra consista fundamentalmente en la aportación de mano de obra, entendiéndose por tal la que para la realización de la actividad contratada no utiliza más equipos de trabajo propios que las herramientas manuales, incluidas las motorizadas portátiles, aunque cuenten con el apoyo de otros equipos de trabajo distintos de los señalados, siempre que éstos pertenezcan a otras empresas, contratistas o subcontratistas, de la obra. No podrá aplicar la subcontratación excepcional, salvo el supuesto de fuerza mayor previsto.

Subcontratación excepcional o de nivel adicional.

La subcontratación se podrá utilizar en un nivel adicional cuando en casos fortuitos debidamente justificados, por exigencias de especialización de los trabajos, complicaciones técnicas de la producción o circunstancias de fuerza mayor por las que puedan atravesar los agentes que intervienen en la obra, fuera necesario, a juicio de la dirección facultativa, la contratación de alguna parte de la obra con terceros, siempre que se haga constar por la dirección facultativa su aprobación previa y la causa o causas motivadoras de la misma en el libro de subcontratación.

Documentación de la subcontratación.

En toda obra de construcción cada contratista deberá disponer de un Libro de Subcontratación. Provisionalmente se utilizará la ficha del anexo de esta Ley. Entre otras se deberá reflejar en el Libro de Subcontratación todas las subcontrataciones realizadas, el objeto de su contrato, identificación de la persona que ejerce las facultades de organización y dirección y de los representantes legales de los trabajadores de cada subcontratista, las fechas de entrega de la parte del plan de seguridad y salud, instrucciones elaboradas por el coordinador de seguridad y salud y las anotaciones efectuadas por la dirección facultativa de la obra.

Cada empresa deberá disponer de la documentación o título que acredite la posesión de la maquinaria que utiliza, y de cuanta documentación sea exigida por las disposiciones legales vigentes.

Nuevos supuestos de responsabilidad

La Ley establece nuevos supuestos de responsabilidad solidaria del contratista y subcontratista como consecuencia de la ejecución del contrato, en concreto:

1. Cuando el subcontratista incumpla la obligación de acreditar que cuenta con trabajadores con formación necesaria en materia de prevención de riesgos laborales.

2. Cuando el subcontratista no cuente con una organización preventiva adecuada.

3. Cuando el subcontratista no figure inscrito en el Registro de Empresas Acreditadas.

Todo ello, sin perjuicio del régimen general de responsabilidad de contratas y subcontratas contemplado en los artículos 42 (subcontratas de obras o servicios) y 43 (cesión ilegal de trabajadores) del Estatuto de los Trabajadores.